Poeta del pincel

El reconocido escritor Salvador Novo afirmó sobre la obra pictórica de Manuel Muñoz Olivares: “…ocupa un lugar de primera fila en la pintura mexicana de todos los tiempos.” Sin ser especialista, y solo observar con el corazón, descubro en sus lienzos su sensibilidad al plasmar la amalgama de la naturaleza, la vida humana y animal. El pintor matamorense nos regaló imágenes demandantes de las condiciones sociales precarias reflejadas en el campo mexicano, abonadas con una carga social, emotiva e ideológica.

Me cautiva su espléndida forma de retratar la figura humana. Hablan los rostros, los cuerpos, y los objetos en su obra. En algunos retratos, enaltece la gastronomía como elemento de identidad cultural y nos la muestra por ejemplo en una sencilla cocina que me remite a la tierra natal del maestro, que es mía por convicción.

Recientemente recorrí la exposición pictórica permanente de Muñoz Olivares en el Museo Aurora Morales en el centro de la capital de Coahuila. Dicho recinto forma parte del acervo cultural de la Universidad Autónoma de Coahuila (UAdeC.) Acudí a este hermoso recinto porque tuve la fortuna de participar en un vídeo sobre la obra de mi paisano, por invitación de Lupita Muñoz, hija y principal promotora del talentoso pintor.

Fue una gran satisfacción hablar del maestro que puso en alto el nombre de nuestro pueblo. Quien fuese amigo de mi padre y de mis tíos, quien tuvo exposiciones en nuestro país, en Estados Unidos de América, en Europa y en Australia. Comenté que para mí, Muñoz Olivares es un escritor, un poeta que describe con pinceles la realidad que tiene frente a sí.

Me preguntaron por qué defiendo tanto a Matamoros si no nací ahí, les comenté que como dice García Márquez, que “uno no es de donde nace, sino de donde cree que pertenece.” Que yo pertenezco a ese pequeño pueblo que me dio cobijo, al igual que a toda mi familia. Que ahí están mis raíces, mi infancia feliz y ahí nacieron mis primeros sueños. Es un gran orgullo saber del reconocimiento nacional e internacional de mi paisano, quien retrató con las manos asidas al alma.

biznagaas@hotmail.com

Deja tu comentario