Poderosa

Lo digo en todos lados: la mente es poderosa, te mata o te cura. Estoy convencida de ello. He visto mujeres y hombres que han dado todo para salvar su pellejo, para estar bien y enfrentar sus enfermedades por muy difíciles que sean: cáncer, VIH, tener un riñón, diabetes o fibromialgia. La actitud de mis amigos que han padecido estas enfermedades ha sido fundamental para permanecer en este mundo. Ven de frente las adversidades, eligen tomar el toro por los cuernos, y alejarse de ser víctimas.

Su ejemplo es inspirador. Un día, un amigo nos propuso en un grupo compartir una triste historia de uno de nosotros. A uno le pidió decirla llorando amargamente; a otra, cantando; un tercero lo hizo bailando cumbia; y el último, lo contó en una tranquila conversación. Nos dijo que la historia es exactamente la misma, pero de nosotros depende interpretarla.

Si lo llevamos esto al plano del arte, tendremos gratas sorpresas. Goya pintó su excelsa colección de pinturas negras a causa de su sordera y la cruenta Guerra de Independencia. Transforma su dolor en arte de manera magnífica. Recuerdo “Saturno devorando a su hijo” en el Museo del Prado de Madrid. A pesar de su avanzada edad, plasmó su visión desolada del mundo, y la dolorosa intensidad del absurdo.

Un ejemplo es la vida atormentada de Frida Kahlo, marcada por el dolor físico y del alma. Su accidente, innumerables operaciones y su deseo frustrado de convertirse en madre se reflejan en su obra. Muestra su cosmovisión del mundo a través de su corazón roto.

Otras grandes mujeres, Alfonsina Storni y Rosario Castellanos, magistrales escritoras. La primera argentina, madre soltera hecho poco aceptado en su tiempo. Padeció cáncer de mamá y eso la deprimió seriamente. Se suicidó en el Mar de la Plata. Castellanos, era una mujer que se valoraba poco y tenía baja autoestima, a pesar de su prodigiosa obra. No encontró el amor pleno de un hombre y se refugió en el de su único hijo. Muere de una manera muy literaria, al encender una lámpara en Tel Aviv, Israel. Hay cientos de ejemplos más, pero por hoy, hasta aquí llego.

biznagaas@hotmail.com

 

 

Deja tu comentario