Orgullo coahuilense

Nuestro estado tiene orgullosamente seis Pueblos Mágicos: Arteaga, Candela, Cuatro Ciénegas, Guerrero, Parras de la Fuente, y Viesca. Tiene más que los emblemáticos y hermosos estados como Hidalgo y Chiapas e iguala al bello Veracruz. Como sabemos, se designa esta categoría a un sitio con leyendas, historia, hechos trascendentes, características simbólicas y donde lo cotidiano cobra algo de magia.
Este programa se desarrolló por la Secretaría de Turismo apoyada por diferentes instancias gubernamentales, así como gobiernos estatales y municipales. Se trata de dignificar y reconocer los valores de cada sitio para ofrecer espacios de recreación, de experiencias y aprendizaje para el turismo local, nacional y extranjero.

Ahora, el turista no solo busca conocer lugares a través de sus ojos, le interesa también vivir experiencias a través del resto de los sentidos. Recientemente me platicaba una hotelera de Viesca que unos huéspedes llegaron a sus habitaciones a media noche. Ella estaba en el patio del hotel, sentada y el grupo la acompañó un momento, le pidieron apagar la luz para ver las estrellas. Se sentaron en silencio a admirar el hermoso y negro cielo azul, adornado por cientos de estrellas que se olvidan con las prisas. La señora vio algo habitual; los turistas una cotidianidad mágica y ajena, pero sumamente disfrutable.

Es importante aprender a dimensionar nuestras bellezas, conocerlas y ver con otros ojos lo que tenemos enfrente, que la vorágine diaria no nos permite observar. Recurro a una frase de mi admirado libro “El Principito” de Antoine de Saint Exupéry: “Sólo se ve bien con el corazón; lo esencial es invisible para los ojos”.

Contar con seis Pueblos Mágicos es una enorme distinción, y una gran responsabilidad. Es tarea de todos los coahuilenses conocerlos para promoverlos y aportar para no perder ninguna denominación. Si logramos tener información de ellos, podemos cautivar a nuestros coterráneos y a personas del resto del país, quienes muchos de ellos nos ven como un sitio yermo. Defiendo la opinión de que el desierto es un lugar extraordinario. Que lo sepa el mundo: Coahuila tiene lo suyo.

biznagaas@hotmail.com

Deja tu comentario