Krycogonia Lyside

El tema de la semana pasada fue referente a la migración de la mariposa amarilla que está de paso por Saltillo. Recibí comentarios e información que vale la pena compartir. Transcribo en el párrafo siguiente la información de Rocío Treviño Ulloa de PROFAUNA A.C. de Saltillo, que me hizo el favor de enviarme el doctor  Francisco Valdés Perezgazga:

 “De Nuevo es Notable la Migración de la Mariposa Amarilla Lyside.  Al igual que el año pasado, pero con un mes de retraso, estamos disfrutando de la migración de la mariposa Krycogonia lyside, este movimiento masivo se presenta de vez en cuando, principalmente con las lluvias después de una prolongada sequía. En la primavera de 2012 esta cantidad de mariposas se observaron desde mediados del mes de abril, ahora tengo una semana viéndolas, se retrasaron las lluvias. Las amarillas lyside están aprovechando muy bien el néctar de los truenos que están en plena floración y en cada árbol se pueden ver varias docenas revoloteando nerviosas. Las larvas de esta especie de lepidóptero de la familia Pieridae se alimentan de las hojas de árboles de los géneros Porleria y Guaiacum, conocidos como guayacanes. Se han registrado notorios eventos de movimientos masivos o migraciones en México y el sur de los Estados Unidos. Las mariposas de esta especie son de color variable de amarillo a blanco y las hembras son dimórficas, es decir, pueden ser blancas o amarillas.”

El doctor al final del correo escribe: “No me pregunten de dónde vienen o hacia dónde van estas maripositas y me desconciertan porque su planta hospedera el guayacán o árbol de la vida es de bosques tropicales. Si alguno conoce la respuesta, por favor sáquenos de la duda”. Mi estimado amigo, el doctor Manuel Medina Elizondo respondió así a mi relato:  “…Nos embelleces el Alma con lo que escribes, esta mezcla de la vida es la que nos engrandece. Saludos”.

Por su parte, mi amiga Pilar Regil me puso este mensaje desde la ciudad de México: “¡¡¡Me encantan las mariposas, qué sigan las mariposas, disfrútenlas!!! ¡Bien por Jimena!… Pero por todas las siguientes generaciones cuidaremos el ambiente. Besos.

La joven Susana Cisneros  me hizo reír con lo que escribió: “¡Hermoso espectáculo! El año pasado me tocó verlas generalmente mientras conducía, ya que siempre estaba metida en la oficina. Las llegué a admirar, sorprendida, hasta dije: “Se me salieron del estómago las mariposas” jajaja,  pero ahora a media mañana fuera de Centro de Gobierno, pude pararme en medio del estacionamiento y sentir a tantas mariposas, algo realmente especial. Será que me tocó la dicha de estar en la colindancia con Arteaga. Qué padre que escribas sobre esto. Por eso y más, me encanta vivir en Saltillo. Un abrazo con mucho cariño”.

 

 

Deja tu comentario