Kitchen

Kitchen, de Banana Yoshimoto es una novela fresca y seductora. Así fue para mí, porque el tema de la gastronomía me resulta sumamente atractivo. Me gustó el estilo de la obra por ser sencillo, preciso y elegante. En lo personal, considero que cocinar es una manera de crear, relajarse, expresar sin palabras y compartir emociones. Al calor del fogón se desprenden aromas que despiertan el gozo del buen comer. Nuestras vidas van de la mano en torno a la cocina.

Esta historia hace referencia a la fuerza que puede tener un platillo, al compartirlo con alguien que queremos. Del libro tomo de manera literal la siguiente frase que encierra esta idea: “Una vez Yuichi dijo: «¿Por qué me sabrá mejor la comida cuando estoy contigo?». (Maxi Tus Quets, México D.F., 1991, pág. 137)

El otro tema eje de la obra es la muerte, primero con la de la abuela de Mikage Sakurai, una joven huérfana que se queda absolutamente sola en el mundo. No sabe qué hará. Días posteriores toca Yuichi Tanabe su puerta, es un joven conocido que estudiaba en la misma universidad que ella. Le propone que se vaya a vivir un tiempo con él y con su madre (que en realidad era su padre). La protagonista al verse vulnerable y sin ninguna opción, acepta. Con ellos establece un vínculo cercano a través de la comida, decide cocinar en su tiempo libre para halagar y agradecer a los Tanabe su generosidad. Después que ella se independiza, por cuestiones laborales viaja a otra cuidad.

El otro acontecimiento sobre la muerte es el asesinato de Eriko, la mamá de Yuichi. Sucedió cuando la joven ya se había ido de la casa de la familia Tanabe. Creo que la soledad de ambos se acrecentó con la ausencia de Eriko y los hizo más cercanos.

Para finalizar, tomaré una cita del filósofo español Fernando Savater: “Todo lo que conocemos sobre la muerte lo aprendemos observando la ausencia de los demás. Nuestra propia muerte personal es impensable, se nos escapa.”  Cocina y muerte, amasada de manera deliciosa por una de las plumas más prestigiadas de Japón. Cómpralo, o descárgalo en pdf, de manera gratuita.

biznagaashotmail.com

Deja tu comentario