Jñatjo

No es un error de dedo. Tampoco una de mis frecuentes distracciones. He tratado de pronunciarlo sin ningún éxito. Es extraño verlo como parte de una palabra de nuestro país, la jota pegada a la eñe. Nunca había intentado tratar de leerlas juntas. Ahora Jñatjo está en boca de algunos diseñadores de prestigio de 16 países del mundo. Las raíces del pueblo más numeroso del estado de México, el Jñatjo o Mazahua provienen de la fusión racial y cultural de los asentamientos tolteca-chichimecas.

 Lo que llama la atención de este poblado es que ha conservado sus expresiones culturales la cuales han sido transmitidas de una generación a otra, a través de sus bellas artesanías, la música, la lengua, la tradición oral, la danza, así como su forma de vestir, su visión del mundo, sus prácticas rituales y religiosas. La lengua materna constituye el principal vínculo de comunicación e identidad dentro de la familia y de la comunidad. Sin embargo, por desgracia,  cada vez son más frecuentes los casos de niños que ya no aprenden o que ya no hablan su lengua materna.

La agricultura de bajo rendimiento, particularmente de maíz, y la elaboración de artesanías  constituyen su actividad económica fundamental, complementada con las divisas que envía la población migrante. La falta de empleos, el bajo rendimiento de la parcela agrícola y la presión demográfica, son causa de la migración tanto temporal como permanente, de hombres y mujeres mazahuas hacia los centros urbanos, principalmente a la zona limítrofe entre el actual Michoacán, Querétaro y el estado de México.

Entre sus artesanías la más famosa es la llamada popularmente María, las típicas muñecas de trapo con largas trenzas y lazos multicolores que adornan su cabello. Portan largas faldas, y en el borde de ésta y de la blusa, un encaje blanco delgado. Es una alegría verlas juntas, en los tenderetes de las mazahuas, también denominadas Marías. Como una manera de promover dicho grupo poblacional y en particular esta muñeca, autoridades del Distrito Federal y una prestigiada revista de moda invitaron a  diseñadores internacionales a elaborar creaciones exclusivas a trece muñecas mazahuas. Será la primera Fashion´s Night Out en México, una glamorosa venta especial realizada por dicha revista para promover a sus anunciantes.

Cultura, tradición y moda, son los elementos que armonizaron la atmósfera de la exhibición “Un tributo a México”, recientemente inaugurada en el Museo de Arte Popular (MAP) en el Distrito Federal, ante la presencia de artistas, diseñadores, intelectuales y autoridades de la Secretaría de Cultura capitalina. Atuendos vistosos, algunos de ellos de noche, deportivos o de “coctel”, compuestos por diversas texturas, que incluían también pedrería o bordados, engalanaron a las muñecas, quienes portaron además sus tradicionales trenzas como peinado, o bien, su larga cabellera lacia y suelta. Según los organizadores, con esta iniciativa además de reconocer la cultura y tradición de un pueblo indígena, amplía sus horizontes creativos al extranjero. El objetivo de la exhibición es más que poner a México a la moda, poner a los artesanos a la moda, quienes con su talento y creatividad ofrecen  fantásticas artesanías, demostrando la mística y el sincretismo de un pueblo en sus creaciones.

Puede parecernos una idea muy superficial, sin embargo, creo que es una manera de decirles a otros países cómo es el nuestro, repleto de bondades y satisfacciones por el esfuerzo de muchos mexicanos. Una forma de decir que México es historia, tradición, cultura, gastronomía, belleza, artesanía. Que está repleto de gente buena que cada día se parte el lomo para sacar el sustento familiar. Una manera de compartir todos esos elementos positivos que cada día reintegra nuestra alma.

Deja tu comentario