arroz
Artículos

Este arroz

El ingenio del mexicano es sorprendente. Tiene que ver con todo lo que nos acontece respecto a nuestro estilo de vida. Los dichos son una de sus manifestaciones más representativas de nuestro país. Me referiré a los que están relacionados con el tema de la gastronomía, pero que tienen que ver con diferentes particularidades.

Los mexicanos somos profundamente dadores y creativos, y como dice Octavio paz, en El laberinto de la soledad, todo lo llevamos a la mesa, las tristezas y alegrías, en todas las tonalidades, porque “las penas con pan son buenas.” Cuando queremos infundir entusiasmo a alguien lo podemos decir de dos maneras: “échale toda la carne al asador” o “a darle que es mole de olla.”

El chocolate, uno de los grandes regalos de México para el mundo es recurrido en nuestros refranes. ¿Qué haces cuando “te dan una sopa de tu propio chocolate”? Pides “las cuentas claras y el chocolate espeso” o piensas que “chocolate que no tiñe, claro está.”

Quizá tengas un amigo que es “bueno como el pan,” de esos que dicen que “de lengua me como un plato” y que “aquí solo mis chicharrones truenan.” Pero, cuando lo invitas a tu casa y “come como pelón de hospicio” mientras piensas: “¡atácate Matías!, que de esto no hay todos los días” pero al final te agradece con un “panza llena, corazón contento.” Eso sí, a tu amigo nadie “le da atole con el dedo” y le gusta llamar “al pan, pan, y al vino, vino”, seguro será “Juan Orozco, cuando como no conozco.”

Es fácil saber que en nuestro bello territorio, “donde quiera se cuecen habas” que “a falta de pan, buenas son las semitas” o “a falta de pan, tortilla”, y también en cuestión del corazón, “a falta de amor unos tacos al pastor.” Por lo pronto, seguiré los consejos de mis sabias abuelas, que “supieron darle la vuelta a la tortilla” y “siempre me dejaban un buen sabor de boca.” Constantemente decían “echándole mucha crema a sus tacos” que “de golosos y tragones, están llenos los panteones”

Mientras sigues pensando en los innumerables refranes que faltan: “este arroz ya se coció.”

biznagaas@hotmail.com

Deja tu comentario