En busca de la paz

Es un gran placer saber que Botero estará en Torreón, en lo particular me hace sentir en un sitio de primer mundo, con acceso a la cultura. Para fortuna de los coahuilenses, se expone la serie pictórica Botero 80 años. Testimonios de la barbarie en el Museo Arocena de Torreón, Coahuila. La inauguración es hoy viernes 2 de agosto a las ocho de la noche. Se solicita llegar por lo menos treinta minutos antes, ya que se contará con la presencia del gobernador del estado, Rubén Moreira Valdés. Se trata de una colección del Museo Nacional de Colombia.

La violencia y escenas trágicas de su natal Colombia son retratadas por Botero en dicha exposición como una evidencia de la realidad, con la cual no está de acuerdo el artista. Podremos apreciar 25 óleos y 42 dibujos de técnica mixta con temas sanguinarios tales como los secuestros, el crimen organizado y los asesinatos recurrentes de su país. La obra es un llamado a la reflexión de este lastimoso período. Es una exposición que invitará al público a pensar en el arte como una alternativa de sensibilización y cambio social.

Botero, con ochenta años a cuestas es un hombre activo y nos enseña a través de su arte que esta situación no es la que queremos para nosotros, ni para nuestros hijos. La belleza de los paisajes de sus pinturas, contrasta con las escenas cruentas, con las muecas de angustia y de dolor de las víctimas. El artista latinoamericano más reconocido del mundo inició desde hace cinco décadas el tema de la violencia.

A pesar de ser reconocido mundialmente por pintar la figura humana con formas muy redondas, él prefiere decir que no pinta gordos ni gordas, sino que aplica volumen. Con este característico estilo, Fernando Botero ha dejado plasmado también una cosmovisión cotidiana más humana, tales como la familia, la pareja, bailes, encuentros, fiesta brava, comidas y animales, entre otros. Pero también ha pintado a su manera icónicas obras como La Mona Lisa de Leonardo da Vinci, o Las Meninas de Diego Velázquez, por citar sólo dos ejemplos.

Es importante mencionar su extraordinario trabajo como escultor el cual inició en 1976. El año pasado tuve la oportunidad de admirar las cinco monumentales esculturas en la explanada de Bellas Artes en la ciudad de México y admirar en especial a la favorita de su autor, Mujer reclinada. También admiré el monumento El hombre que camina en el Museo Soumaya también en la capital del país. Los expertos afirman que Botero busca en la escultura el arte popular mexicano y las raíces precolombinas.

Vale la pena conocer esta exposición, la cual ha sido presentada en algunas ciudades de nuestro país y en el extranjero en Argentina, Brasil, Ecuador, España, Panamá y República Dominicana. Al pintor, escultor y dibujante colombiano se le considera ícono del arte en el mundo. Se afirma que es el artista latinoamericano con vida que goza de mayor prestigio y el más cotizado del mundo. Felicidades al Gobierno del Estado, la Secretaría de Cultura y el Museo Arocena. Bienvenida esta propuesta humanista de la sociedad civil y del Gobierno de Coahuila en busca de recuperar la paz a través de la cultura.

 

Deja tu comentario