De tríos a tríos

No podía creer lo que me dijeron. Busqué en el internet, que no es la biblia, pero sí la fuente de información lo bastante grande como para darle la vuelta al mundo. El primer resultado decía: Hombre busca hombre. Mujer busca Mujer. Parejas y tríos Torreón. El segundo apuntaba: “Hola, somos una pareja swinger de Torreón buscamos pareja para tríos. Relaciones Ocasionales. Y el tercero que leí, breve y conciso: “Hombres para trío. Urgente”.

En otra concepción: “El trío es la sección media de una pieza musical en forma ternaria, contrasta con la sección inicial y generalmente es de un carácter más íntimo y lírico. En sus inicios se interpretaba usando tres instrumentos, de ahí el nombre, que podían ser violín-flauta-piano; violín-clarinete-piano; violín-piano-cello,  o bien, violín-viola-cello.

Tampoco era el significado de lo que buscaba,  en realidad, encontré muy poca.  Finalmente, aparece: “Trío, agrupación musical formada por tres músicos. Me topé con varios anuncios de tríos musicales, principalmente del Distrito Federal, uno de ellos me llamó la atención por su promoción: “Somos… Trío/Cuarteto musical, con la música más bella de ayer y hoy. Para todo tipo de evento social: serenatas, aniversarios, bodas, entrega de anillos de compromiso, reconciliaciones, o bien despedir respetuosamente a ese ser querido que siempre irá con nosotros en nuestro corazón y en nuestra memoria. Interpretamos música romántica, ranchera huapango, balada, y más, acompañados con nuestro clásico requinto.”

El tema de los tríos musicales me brincó la noche del jueves, después de escuchar a uno en una cena. En una pausa uno de los integrantes comentó, que desafortunadamente se está perdiendo la tradición de estos conjuntos musicales. De tal manera que en la región lagunera sólo existen tres. Que hace cinco años aquí en Torreón existían por lo menos cuarenta tríos y había trabajo para todos, pero ahora ya casi no los contratan. Me quedé pensando en qué momento fueron desapareciendo hasta casi no ser. Cómo los fueron copando los famosos pinchadiscos, disc-jockey, también conocidos como DJ, además de los teclados, la música electrónica y los sonidos estereofónicos. Es difícil creerlo. El solista nos invitó a promover la canción romántica, la que enamora, la sutil, la que permanece. Se sabían todas las melodías que solicitamos. Saltaban de un género a otro con gran agilidad, y sus voces llenaron más allá del comedor y del jardín.

La música electrónica,  el pop,  el rock  y el hip-hop han inundado los gustos juveniles. Está llena de sonidos estridentes, letra repetitiva, con doble sentido o muchas de ellas con mensaje directo y palabras altisonantes. El romanticismo, la palabra suave, cautivadora son parte del pasado en el área musical. Cito un fragmento de la canción de Pablo Milanés: “Cuando te encontré cada criatura era un sueño/ que debía llegar con los buenos tiempos/ Cuando te encontré nada conocía su función/ no había con qué besar el viento.”

Por su parte, la “canción” Loca people de Sak Noel, dice más o menos así: “All day, all Night/  what the fuck¡/  and I come to Spain and I saw all people partying/ and I tell myself what the fuck/ All Day All Night/ viva la fiesta/ viva la noche/ viva los DJ/ I couldn’t believe what I was leaving/ so I called to my friend Johnny/ and I said to him/ Johnny, la gente está muy loca/ What the fuck!!”

Este desencanto moderno se ha tragado los tríos entre cientos de elementos que nos ofrecían un sentido de identidad y nos hacían una sociedad más humana. Cada vez son menos los silencios para disfrutar, estamos llenos de ruidos, de música estridente, de violencia en la televisión, en el cine, en el internet, en la vida misma. ¿Hasta cuándo parará esta masacre?

Deja tu comentario