De más

“Nomás quería llegar a los cincuenta, y ya me dejaron de más, con ochenta” dijo mi mamá en su reciente cumpleaños. Doña Arcelia Silveti Mejía aprendió a ganarse la vida desde muy corta edad. Para que pudiera estudiar una carrera corta, su madre la mandó a vivir a Torreón con una prima y la envió a la Escuela Comercial Treviño. De modo que desde los diecisiete años empezó a ganar su propio dinero y apoyaba con el gasto familiar de su mamá y el único hermano de mi madre.

Sus circunstancias la hicieron sacar un carácter fuerte y reacio para enfrentarse a situaciones difíciles como joven asilada en casa ajena, donde no todo era miel sobre hojuelas. Sin embargo, hizo grandes amigas y se programaba para ser feliz y vivir de la mejor manera. Nunca ha temido hablar de frente ni a llamar las cosas por su nombre, es una mujer que aún a sus ochenta le gusta que cuando ella hable, le miren a los ojos.

Ella se ocupó en que tuviéramos mis tres hermanos y yo una infancia y juventud cerca de amistades y pasatiempos sanos, “nos hacía casita” al invitar a nuestros amigos a comer o a cenar mientras platicaba con ellos. A veces, coincidía que los cuatro hermanos invitábamos a cenar a una amiga o un primo y ella solo decía que le echaría “más agua a los frijoles”.

En Matamoros Coahuila tuvo la visión de emprender un pequeño negocio, la Mercería Felisa, que surtió hilos y botones durante cuarenta y dos años. Gracias a esa tienda y al salario de mi papá como empleado de la SEP, mis padres nos dieron carrera universitaria a sus cuatro hijos. Incluso a dos fuera de La Laguna, y a mí en escuela privada.

En retrospectiva puedo a afirmar que en ochenta años, mi madre ha tenido más alegrías que sinsabores, más satisfacciones que problemas, una gran cantidad de amistades y familiares que la aprecian y respetan. Dice con orgullo que se ha ganado cada peso de manera digna y tiene lo necesario para vivir. Vive en paz y feliz, así como la satisfacción de contar con un matrimonio de 62 y la sabiduría para conducir y amar a cuatro hijos, quienes le hemos dado once nietos y cinco bisnietos.

biznagaas@hotmail.com

Deja tu comentario