De costumbres a costumbres II

Porque el público lo pidió: va la segunda parte del relato anterior. El tema fue sobre la cultura de la India y la nuestra, ya que mi esposo y yo tuvimos la oportunidad de ser invitados por un matrimonio hindú. Nos recibieron en su casa con sus trajes tradicionales de su país y una comida típica deliciosa. Conocimos un poco de sus costumbres, pero la verdad quedó mucha tela de dónde cortar.

Nos mostraron algunos de sus trajes de gala que usan para ocasiones especiales y nos vistieron con ellos. Raji formó mi vestido con una larga tela y con la ayuda de solo tres seguros. Luego trajo flores blancas de aroma sutil y delicado y en cinco minutos hizo un par de broches.

También me regaló el símbolo de la abundancia que usan ellas en el entrecejo, se trata del bindi, un dibujo, calcomanía o pequeña joya en forma de gota color rojo. Data de la época védica para venerar el intelecto. En la actualidad representa la energía femenina, y es protector para la mujer y su pareja.

Nos contaron que son vegetarianos, que usan gran parte del tiempo al estudio, al trabajo profesional y de su ser a través de la espiritualidad y meditaciones. Que la mejor hora para desarrollar las ideas es entre cuatro y seis de la mañana porque es la hora de Dios, y no existen ruidos ni disturbios, así que el enfoque es del cien por ciento y fluyen las mejores ideas en este lapso.

Comparto el mensaje del anfitrión: “Estimada Arcelia, mis agradecimiento para su punto de vista sobre nuestro estilo de vida. Fue una sorpresa agradable, porque Raji no comentó nada sobre el contenido de columna, pero ella me pidió a leer. Con poco tiempo con nosotros, usted se observó muchas cosas, investigó y escribió esta columna. Yo se no es fácil para entender y apreciar otras culturas. Yo confío, aunque cada uno tenemos nuestro profesión, la vida no es solo profesión, uno tiene que entender y apreciar la diversidad de humanidad. Usted demostró claramente este calidad humana. Mi reconocimiento a usted por sus ideas, calidad persona y letras. Saludos con respeto, Nagamani”.

Deja tu comentario