Creencias mágicas (Parte I)

Me encantó acercarme al tema de la tribu más importante de nuestro estado: los Kikapúes. Se trata de un pueblo indígena binacional, que vive tanto en México como en Estados Unidos. Residen en el ejido de El Nacimiento, Coahuila. En Estados Unidos habitan en Oklahoma, Kansas y Texas.

Proceden del sur de Canadá, y a mediados del siglo XVIII los colonizadores los obligaron a huir al sur de Estados Unidos. Al igual que los Mascogos, llegaron a Coahuila en 1850. Años después, el presidente Benito Juárez les otorgó una posesión en el municipio de Múzquiz, donde radican ambas tribus. Los kikapúes cazan para consumo y han sacado provecho de la árida tierra donde trabajan calabaza, chile piquín, frijol, nueces y maíz.

Poseen su propio sistema de leyes, aunque los delitos mayores los transfieren a las instancias del Gobierno del Estado de Coahuila. “El capitán” es su gobernador y es elegido entre ellos mismos, en reconocimiento a su ecuanimidad, sabiduría y respetabilidad. Posee el poder civil y religioso del pueblo, dirige ceremonias eclesiásticas e imparte justicia.

Se envían señales comunes y de cortejo a través de silbidos que hacen al juntar las manos sobre la boca. Su atuendo es muy bonito. Ellas usan vestidos o faldas amplias de colores. Ellos, pantalones, chaleco largo con barbas y chaparreras de gamuza bordadas por ellos mismos en chaquira. Estos vestuarios los portan en ocasiones especiales, y el jefe de la tribu usa además un hermoso y colorido penacho.

Los hombres en edad laboral se trasladan a Estados Unidos para trabajar en el campo, por lo general de abril a octubre. Algunos poseen negocios en el país vecino. Tienen costumbres muy peculiares, realizan ritos de purificación individuales o colectivos con ayunos, y practican la meditación para sanarse a sí mismos.

Su forma de vida es muy peculiar. Es difícil no abordar sus creencias mágicas, sus ritos  y los tipos de casas que habitan durante el año. De manera, que, como se agotó el espacio de esta columna, la historia continuará el próximo domingo. Te espero aquí mismo.

biznagaas@hotmail.com

Deja tu comentario