Colores, aromas y sabores II

La semana pasada me referí al reciente viaje a la Cuidad de México (CDMX) y la fiesta gastronómica que disfrutamos allá, mi amiga Susy Cisneros y yo. Contaré ahora la agenda del pasado viernes 20. Planeadísimo e imperdible: desayuno en el restaurante El Cardenal del Centro Histórico, en la Calle de la Palma. Nos encontramos con Laura Angélica León, tía de Susy.

El pan recién hecho y la nata es uno de los principales motivos para desayunar en este restaurante en todas mis visitas a la CDMX. Pedí un pan de muerto que rellené con la deliciosa nata, y después disfruté unas enchiladas de frijol negro en salsa verde y lengua. Abandoné el plato hasta verlo solo. Estuve concentrada en el aroma de cada ingrediente y la combinación de los mismos en mi boca, imaginando el origen y proceso de cada elemento de mi platillo.

Después de algunas diligencias en el centro, regresamos a Coyoacán, donde estábamos hospedadas. Para comer, decidimos ir al bello mercado, un sitio lleno de mágico colorido, con decenas de opciones para comer y comprar artesanías. Parte de la belleza, es que los aromas no invaden la comida. Caminamos para ver cuál puesto “nos llamaba.” Lo supimos al unísono, un señor saboreaba una tostada de camarón y eso nos decidió a sentarnos a su lado en las periqueras. Pedí una de hongos y otra igual a la del señor. Estaba mucho más rico de que se veía. Un agua de maracuyá nos acompañó.

Cené en un restaurante de Coyoacán con algunos de mis grandes amigos que me acompañaron a la presentación de mi libro: Elvira e Isabel Mazcorro, Carlos y Jorge García, Laura Villavicencio, Alfredo Camhaji, Carlos Caballero, Lucía Garza y mi presentador, el escritor Damián Comas. Festejamos con vino tinto, ensalada de la casa, queso provoleta y pizzas de salmón y jamón serrano. Qué manera de culminar la fiesta de colores, aromas y sabores. Un día espectacular, arropado por mis queridísimos amigos que viven en la gran urbe de asfalto, con quienes he compartido el alma y los latidos; con quienes viviré innumerables lunas, sonrisas, letras y quebrantos.

biznagaas@hotmail.com

Deja tu comentario