De chile, dulce y de manteca

Saborear un asado siempre es un festejo y suele asociarse con celebraciones especiales. En lo personal lo relaciono con la reliquia lagunera, con aniversarios de los ejidos de la comarca y con festines familiares. En cada casa tenemos una manera particular de prepararlo “a nuestro modo”, jugando con los ingredientes originales de la receta tradicional.

El fin de semana anterior me di vuelo probando diferentes asados: con hueso de aguacate, con mezquite, verde con chilaca, con ciruela y con ciruela. Cada uno de ellos fue un verdadero deleite. Quería comer todo, aunque, en honor a la verdad abarqué gran parte de las delicias que ofrecieron en la “Feria de los Asados de Arteaga: De chile, dulce y de manteca.”  Fue mucho más que asado, también comí cabuches, guisado de embutidos, chicharrón, nopales, guisos de queso y reliquia lagunera. Ofrecieron varios quesos, entre los que probé fue un rico botanero que brincó hasta mi cocina.

De la especialidad dulce, Arteaga mostró que tienen lo suyo: ates y licores, dulces de leche, cajetas, dulces, natillas, conservas y mermeladas. En las mesas montadas alrededor del patio central de la presidencia, vendieron al mismo tiempo frutas naturales, deshidratadas, en gazpacho y con chile preparado por las mismas cocineras. Hice un esfuerzo para llegar al postre y solo alcancé a probar el llamado “orejas del desierto“, una combinación de queso asadero, leche quemada, piloncillo y mezquite en una tortilla de harina. Pues si el desierto tuviera orejas, seguro sabrían a eso que me comí yo solita.

Participaron quince Cocineras Tradiciones del Pueblo Mágico de Arteaga. Ellas prepararon lo mejor de sus recetas para ofrecerlas a sus visitantes durante tres días seguidos. Como parte de su capacitación, las cocineras aprendieron a aplicar un pequeño giro a sus recetas tradicionales sin perder su esencia ancestral.

Gracias a mi estimado amigo Jesús Salas Cortés por enaltecer nuestra cocina tradicional en este Pueblo Mágico de Arteaga. Felicidades a las cocineras y la presidencia de Arteaga por ese gran regalo.

biznagaas@hotmail.com

 

Deja tu comentario