Artículos

Abejas (Parte II)

El texto anterior se refirió al reciente desastre natural de la ausencia del ochenta por ciento de abejas en la Comarca Lagunera. Se quedó mucha tinta en el tintero y ahora me permito ampliar la información sobre los innumerables beneficios que nos otorgan estos incansables insectos. Recientemente, he encontrado una fuente de numerosos favores con sus productos, mencionaré solo los más importantes.

Además de la miel, de las abejas obtenemos propóleo, jalea real y polen. La primera nos ayuda en caso de catarros, tos y resfriados, regula el azúcar en la sangre, promueve la recuperación del sueño y es un excelente cicatrizante. El propóleo, por su parte, es antibacteriano, antiviral, previene los parásitos, mejora el sistema circulatorio, es antiinflamatorio,  y analgésico en pequeñas dosis.

Recordemos que la jalea real es usada en cosmetología y en medicina preventiva. Principalmente estimula las defensas naturales del organismo, aporta energía física y mental. Es considerado antibiótico natural, debido a sus propiedades antisépticas y bactericidas. Aporta vitaminas, y minerales, favorece su hidratación y elasticidad de la piel, reduce el colesterol y es un seguro estabilizador del estómago, además, puede usarse para combatir la gastritis.

Recurrir a estos productos es hacerle un favor a nuestro organismo. La medicina alópata si bien nos alivia de una enfermedad específica, nos afecta alguno de los órganos, obligándonos a atenderlo con posterioridad. El acceso a estos derivados de la miel es muy sencillo, los podemos encontrar en los supermercados y en tiendas naturistas. Su costo es también asequible.

Para cerrar con broche de oro, menciono la apiterapia, la utilización de piquetes de abejas vivas para tratamiento de diversas enfermedades. El veneno de las abejas, la apitoxina me ha alejado del insomnio, la migraña y dolores musculares. Estoy convencida que es mejor tolerar el dolor pasajero del piquete al de los malestares anteriores. También se realizan protocolos de estudio para coadyuvar en el tratamiento del VIH. Lo anterior es una pequeña muestra de los enormes beneficios que nos da las abejas, ¿y nosotros qué les regresamos?

biznagaas@hotmail.com

Deja tu comentario