101

¿Son los seres humanos producto de sus circunstancias? ¿Surgen el temple y carácter ante las adversidades? ¿Las mujeres de antaño eran más valientes? Me surgieron estas preguntas a propósito de la lectura de 101 mujeres en la historia de México[1]. La intensidad de las vidas de esta selección femenina que nacieron antes de 1900 es admirable, llena de retos, y de ir en contra a lo establecido para su época, en un país con un espacio diminuto para la presencia femenina más allá de los muros de sus hogares.

La malinche fue valiente, inteligente y audaz. Logró ser pieza clave en el éxito de la conquista del imperio azteca. Ser traductora de Hernán Cortés le valió que entre los aztecas le llamaran a él Señor Malinche. Ella murió a los 27 años. Era imposible no citar a Sor Juana Inés de la Cruz, la mayor figura de la literatura y del pensamiento del habla hispana durante el siglo XVII. Personaje emblemático en nuestra historia, quien fuera mucho más que belleza, inteligencia, una pluma prodigiosa, excelente negociadora y aunque el texto no lo menciona, fue también extraordinaria frente a los fogones. “Leía tanto como escribía”, dice la autora en la página 28.

Le siguen tres mujeres que hicieron fuertes a sus maridos y se convirtieron en elementos de poder. Josefa Ortiz de Domínguez. Criar 12 hijos no fue suficiente reto. Apoyó a su esposo, el corregidor de Querétaro en 1802 y fue fundamental la participación de Josefa en la Independencia de 1810.  Leona Vicario, heroína de la Independencia quien defendió con su pluma su proyecto de nación al lado de su cónyuge el insurgente y poeta Andrés Quintana Roo. Aportó sus bienes y joyas a la causa. Margarita Maza de Juárez se casó con Benito Juárez cuando tenían 17 y 37, respectivamente. Tuvieron 11 hijos. Era querida por su participación política y su altruismo. Murió a los 44.

En 1894 nace María Sabina, la mundialmente famosa sacerdotisa de los hongos. En su natal Oaxaca se hizo chamana de manera autodidacta, ante la necesidad de curar a su hermana. Después fue aprendiendo de su comunidad ancestral más sobre los hongos y aunque fue visitada por grandes personalidades como Los Beatles, Aldous Huxley y Walt Disney vivió entre pobreza y violencia. Fue ejemplar la vida de la doctora Helia Bravo Hollis, pilar fundamental de la botánica del siglo XX. Dedicó su vida al estudio de ecología y taxonomía, especialmente en las cactáceas de México. Con 50 años de investigación y más de 160 publicaciones y conferencias, logró un sinnúmero de galardones y un espacio a su género en las ciencias naturales.

Por antonomasia debe figurar la fuerte personalidad de Frida Kahlo, emblemática pintora que dejó huella en su obra, en su manera de vestir, en sus amores y desamores. El sufrimiento estuvo presente desde su corta edad, mismo que reflejó en sus más de 200 obras criticadas en su tiempo. Entre las mujeres de letras destacan Elena Garro, Rosario Castellanos y Elena Poniatowska. Garro luchó siempre por no ser sombra de su esposo Octavio Paz. A esta maravillosa escritora, guionista, coreógrafa y periodista se le ha considerado precursora del realismo mágico. Castellanos plasmó en su obra su preocupación por la desigualdad social que vivió en su natal Chiapas. Fue una mujer depresiva e insegura que la llevó a punto de suicidio en varias ocasiones. Murió a los 49 al apagar una lámpara en 1974. Poniatowska nace siendo una princesa de Polonia, es autora de cuentos, novelas, teatro y poesía. Sus premios son innumerables.

De la farándula hacen alusión a Dolores del Río, Silvia Pinal, Paquita la del Barrio, Eugenia León y Salma Hayek. El resto del espejo femenino se divide entre científicas, deportistas, periodistas, fotógrafas, empresarias, políticas, incluyendo algunas nacidas en el extranjero que ser nacionalizaron como mexicanas. Conoce quiénes se hicieron merecedoras para formar parte de las 101 mujeres en la historia de México.

 

[1] Amozorrutia, Alina,  101 mujeres en la historia de México, México, D.F. 2008

Deja tu comentario